Tal y como está el mercado y teniendo en cuenta dónde se mueven los clientes, una de las acciones más importantes para poder comercializar nuestro inventario es hacerlo visible. No basta con tener un buen producto, con buenos precios y enfocado al segmento adecuado, es necesario también que nos conozcan, que vean nuestro producto y que seamos relevantes entre la gran cantidad de información que reciben los usuarios diariamente.

Nuestra capacidad de ser relevantes y visibles no está necesariamente relacionada con la calidad de nuestro producto. No necesariamente vamos a vender más ni van a visitar más nuestras páginas por el hecho de tener un mejor producto. Evidentemente esto es fundamental, pero es también necesario trabajar en la visibilidad, en nuestra capacidad de poner a ese producto en los mejores escaparates y ser, como ya hemos dicho, relevantes.

Ya hablamos el otro día de la importancia de elegir los mejores canales de distribución para nuestro producto, parece también necesario que seamos capaces de elegir los mejores canales de comunicación y las estrategias que nos hagan llegar de manera adecuada a nuestros segmentos. La comunicación, en definitiva la visibilidad y nuestra capacidad de ser relevantes en estos entornos controlados por el usuario, es fundamental si queremos tener una estrategia de éxito y disfrutar de un retorno adecuado a nuestros planes de marketing online.

Imagen: http://www.flickr.com/photos/yume_sanakan/2367848473/