De acuerdo con los datos de la Encuesta de Turismo de Residentes elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los residentes en España efectuaron 193,6 millones de viajes en 2017, es decir, un crecimiento del 6,5% con respecto al año anterior. En 2018 las perspectivas siguen siendo positivas, pese a la recuperación de los mercados turísticos competidores del Mediterráneo.

El primer informe del Observatorio Nacional del Turismo Emisor analiza el comportamiento del turista español, sus hábitos y preferencias de compra y las previsiones para la temporada verano 2018, tanto desde el punto de vista del turista como de las agencias de viajes.

turismo y viajes

La visión de las agencias de viaje

Para la mayoría de las agencias, el cliente vacacional representa, como mínimo, la mitad de sus clientes. Este cliente tiene mayoritariamente entre 35 y 55 años y son parejas o familias con niños pequeños.

Según se desprende del infome de ObservaTUR, los paquetes se mantienen como el principal producto para las agencias, especialmente demandado entre los mayores de 55 años. Para el resto de productos, Internet sigue siendo el canal preferido por los turistas.

A la hora de comercializar los productos, las agencias utilizan, de media, 2,3 canales de comercialización diferentes, siendo la venta física la más extendida, si bien entre las agencias de mayor tamaño la venta por email y la telefónica superan a la física.

Pero si en algo coinciden los profesionales encuestados en el estudio, es en la necesidad de asesoramiento por parte del cliente. Siete de cada diez agentes opinan que los clientes necesitan asesoramiento en la compra, aunque muchos suelen acudir con ofertas de otros proveedores encontradas mayoritariamente en Internet. En cuanto al tipo de asistencia que solicitarán los clientes destacan:

  • El asesoramiento sobre el destino adecuado a sus expectativas (+61%)
  • Qué ver y qué hacer en el destino (+57%)
  • Posibles visitas fuera de las típicas establecidas (+54%)
Estudio ObservaTUR

Fuente: ObservaTUR

La satisfacción de las agencias de viaje con los servicios prestados con los proveedores es amplia (6,8 puntos de media), reduciéndose la insatisfacción a un 7%. La satisfacción con la formación es algo menor (5,7 puntos). A pesar de que la satisfacción con las herramientas ofrecidas por los proveedores es elevada, la demanda más frecuente es su mejora. En segundo lugar aparece la información del destino y en tercero, la formación.

Finalemnte, entre las demanandas de mejora del servicio por parte de los agentes de viaje, destacan la mejora de las herramientas informáticas, la información de los destinos y la formación del personal.

Estudio ObservaTur

Fuente: ObservaTur

Recomendaciones para las agencias

ObservaTur incluye en su estudio una serie de recomendaciones para agentes de viaje para aprovechar las tendencias de viaje de los turistas españoles esta temporada:

  • Los viajeros españoles siguen concentrando sus vacaciones en periodos muy concretos (julio y agosto, en un 65% de los casos), lo cual no contribuye a la rebaja de las sobrecargas en los destinos turísticos. Es hora de plantear un debate acerca de la conveniencia de desestacionalizar los tiempos vacacionales.
  • Los meses de febrero y marzo parecen ser los preferidos a la hora de efectuar las reservas; téngase esto en consideración para lanzar campañas de promoción y publicidad.
  • De acuerdo con el estudio, latiría una sensación de rutinización en las estancias vacacionales; hay que apostar más decididamente por los viajes “soñados” puesto que así también parecen advertirlo las agencias viajes.
  • A la vista de los resultados del estudio, y a pesar de ser un asunto reiterado de manera continua, el conocimiento del cliente se torna cada vez más determinante a la hora de diseñar y adecuar las propuestas.
  • Aspectos como la edad, el género o el grupo poblacional influyen enormemente a la hora de comprar las vacaciones en función del tipo de viaje, la antelación o el medio de transporte. Así las cosas, las agencias deben profundizar en la estrategia de segmentación de clientes para ser más competitivos.
  • De este modo, una adecuada segmentación, basada en los parámetros de género, edad y grupo, podría ser suficiente para obtener unos buenos resultados, sin necesidad de acometer ambiciosos proyectos de estrategia de clientes.
  • Las variables de la edad y el sexo, en función de los visto en el estudio, introducen sesgos de interés a la hora de diseñar productos personalizados para los/las viajeros/as o dirigir las campañas de promoción.

Fuente informe: ObservaTUR