A pocas semanas de terminar el año, nos asomamos al futuro de los viajes en 2019 y repasamos las tendencias en tecnología que más afectarán al sector turístico en los próximos meses.

Inteligencia artificial aplicada al Internet de las cosas

Los objetos autónomos, como robots, drones y los vehículos sin conductor utilizan la inteligencia artificial para realizar funciones hasta ahora inimaginables. Gracias al avance en la inteligencia artificial, los objetos conectados no solo funcionan de forma independiente, sino que también interactúan de forma natural con el entorno.

robot hotel

Durante los próximos años, los chips de inteligencia artificial especializados, junto con una mayor capacidad de procesamiento y almacenamiento se agregarán a una gama más amplia de dispositivos y, a medida que avanza el 5G, surgirán nuevos objetos inteligentes con mayor conectividad a los servicios centralizados. No es de extrañar, por tanto, que en el año 2022, al menos el 40% de los proyectos de desarrollo de nuevas aplicaciones deberán contar con desarrolladores de IA en su equipo.

Analítica aumentada

En la industria del turismo el big data ha cobrado un enorme protagonismo, especialmente en la mejora de la personalización de los servicios turísticos y para aumentar los ingresos. Por ejemplo, los hoteles utilizan ya el big data en sus técnicas de revenue management, haciendo uso de datos de ocupación históricos y otras tendencias para anticipar la demanda.

Un paso más allá del big data encontramos la analítica aumentada, que utiliza el aprendizaje automático para mejorar las capacidades analíticas de los sistemas de análisis de datos.

Pronto, las perspectivas automatizadas de la analítica de datos se integrarán en las aplicaciones empresariales. Por ejemplo, en los departamentos de recursos humanos, finanzas, ventas, marketing, servicio al cliente, compras y gestión de activos, para optimizar las decisiones y acciones de todos los empleados dentro de su contexto.

Experiencia inmersiva

La realidad virtual (VR), la realidad aumentada (AR) y la realidad mixta (MR) están cambiando la forma en que las personas perciben el mundo digital. Este cambio afecta a los modelos de percepción e interacción del usuario que, en el caso de la industria turística, puede transformar la forma en que viajamos. Por ejemplo, la realidad virtual ya permite que las personas puedan experimentar los destinos antes de visitarlos.

En el próximo año veremos la evolución de los sistemas de experiencias inmesivas con el fin de ofrecer servicios de valor añadido, pero también como parte de las estrategias de promoción turística, como ha sido el caso del videojuego lanzado por la Generalitat de Catalunya.

Asistentes virtuales

Los asistentes virtuales estarán presentes en el futuro de la atención al cliente en turismo, ya se a través de chatbots, o por medio de interfaces por voz. Con los nuevos productos de Amazon (Alexa), Apple (Siri) y Google (Google Home), se espera que en el próximo año la interacción por voz ocupe buena parte de las relaciones entre los usuarios y los servicios digitales.

Según José Luis Salcedo, director ejecutivo senior de Viajes y Transporte en IBM, “en la era post-apps el 40% de las interacciones móviles se realizará con asistentes virtuales. El chat está llamado a ser el próximo sistema operativo y sus aplicaciones se utilizarán como buscadores”.

Nuevos métodos de pago electrónico

Desde las criptomonedas hasta los puntos de fidelidad, los consumidores tienen a su alcance más métodos de pago que nunca. Pero son los métodos de pago online como PayPal y aplicaciones móviles como Bizum, Apple Pay y Android Pay quienes están revolucionando los pagos en el sector de los viajes.

Además, cada vez surgen más modelos de tarjetas monedero, tarjetas de recarga y billeteras móviles, servicios innovadores que, aprovechando la revolución móvil, permiten un alto grado de flexibilidad en el intercambio de monedas. Servicios como Caxton FC, Revolut y el negocio de cambio entre particulares como WeSwap, Curve y Fairfx han lanzado agresivamente tarjetas de prepago multimoneda de bajo costo que tendrán una gran presencia en los viajes de los próximos años.

Fuentes: Travel Daily Media, Revfine, Eye for Travel, Hosteltur.