El desarrollo del marketing se está viendo muy influído por el entorno en el que se desarrolla, como es normal. Y ese entorno tiene unas características muy concretas que conviene analizar.

1.-Social. Influído por las relaciones y los usuarios el marketing se hace social. Opiniones, comunidades, páginas propias, todo forma parte de una nueva forma de crear marca. El mensaje ya no pertenece a la empresa, pertenece y es creado por los usuarios, que lo modelan según sus intereses y visión. Lo social implica por un lado ausencia de jerarquía, todo y todos participan de la creación, y por otro implica multitud, multiplicación de fuentes que generan contenidos relevantes para la creación de marca y para el marketing.

2.-Local. O localizado, posicionado en un entorno concreto. El marketing se alía con el territorio e identifica el producto con el escenario y con las personas que lo habitan. La diferenciación está en la especialidad, es ser típico, local, en ser único y, por supuesto, localizado y localizable en un mapa. Debemos estar, mostrarnos adecuadamente y mediante las herramientas pertinentes. Hemos de dar la oportunidad de ser encontrados, de que el cliente nos localice. Hemos de ser visibles.

3.-Móvil. Es decir, susceptibles de ser transportados por el usuario, adecuando nuestro mensaje a dispositivos moviles, tanto en la configuración como en los contenidos que seamos capaces de transmitir. Debemos facilitar el acceso a nosotros desde cualquier parte, desde cualquier dispositivo.

El cumplimiento de estos principios nos va a ayudar a conseguir un marketing relevante y de éxito.