Resulta cada vez más determinante, en el entorno en el que nos encontramos, una buena gestión de precios conectada a las necesidades y comportamientos del cliente. La volatilidad de la demanda, las compras y reservas a última hora o la creciente competencia hacen que la gestión del precio sea fundamental. Sin embargo hoy en día es complicado, y en algunos casos imposible.

Los canales de distribución tienden a presionar para que sus precios sean los más competitivos, gestionando en muchos casos ellos mismos la política de precios de la empresa proveedora, de modo que cualquier intento por parte de esta de llevar a cabo una gestión del Revenue Management mínimamente efectiva es inútil. Para ello sería necesario gestionar la información que fluye hacia los distintos canales, y es eso lo que permite Travel Open Apps.

Gracias a las conexiones que se establecen entre la plataforma y el canal, es la propia empresa (de alojamiento en su caso) la que decide qué información y cuándo va a ser transmitida. Los precios cambian inmediatamente y esto permite adecuar la respuesta de la empresa a sus necesidades y a los cambios que pueda ver en el mercado. La gestión se torna más efectiva y los beneficios son más evidentes.

Ésta es otra de las ventajas de Travel Open Apps para la gestión interna de las empresas turísticas, además del uso de plantillas para la creación de las propias páginas web, la gestión de la propia marca o la gestión de contenidos y de producto que se ofrece. Aumenta así la capacidad de control y gestión de la propia marca y producto ayudando a aportar un valor real al mercado.