El imparable crecimiento de las agencias de viaje online lleva años poniendo a las agencias tradicionales frente a las cuerdas, que han visto como sus cifras de negocio han caído varios puntos en los últimos años. Aunque la competencia de las online es feroz, las agencias de viajes tradicionales todavía tienen mucho que decir en el negocio de la distribución turística si saben hacer frente a los principales retos que les plantea el sector.

Agencias de viaje

Política de precios

Hacer frente a los ajustados precios que ofrecen los canales de distribución online es uno de los principales retos a los que se enfrentan las agencias tradicionales. Algunos expertos señalan que una reestructuración de la economía de costes y una política de contención de gastos contribuiría a mejorar la competitividad de las agencias.

Tecnología

La tecnología no es sólo cosa de las grandes online, las agencias tradicionales deben hacer uso de ella tanto en la mejora de los procesos internos como a la hora de ofrecer mejores y más innovadores servicios al cliente.

Los avanzados sistemas de CRM, el cloud computing y otras tecnologías de última generación pueden contribuir a la reducción de costes y a la mejora de la atención al cliente.

La competencia alegal

Las webs de reservas entre particulares, como Airbnb o 9 Flats, están generando un nuevo mercado que crece paralelo a la oferta reglada de alojamientos turísticos y que supone una nueva amenaza tanto para los propietarios de alojamientos como para los actores que forman parte del proceso de distribución.

Aunque se han realizado esfuerzos encaminados a una mayor regulación de este tipo de negocio, la nueva Ley del Alquiler aprobada el pasado mes de mayo en el Congreso de los Diputados excluye a las viviendas turísticas que se alquilan por temporadas, pasando a ser reguladas por las comunidades autónomas.

En este sentido, la Comunitat Valenciana ha puesto en marcha acciones para atender las necesidades y clarificar la situación administrativa del alquiler de viviendas con el fin de favorecer la competitividad de los alojamientos turísticos. Aún así, el escenario es todavía de incertidumbre y recelo frente a la amenaza que suponen estos alquileres que se encuentran fuera del circuito legal de alojamientos turísticos.

Especialización

La especialización y la personalización de los servicios a cada cliente son las mejores bazas con las que cuentan las agencias tradicionales. El profesional de la agencia debe trabajar para ofrecer un servicio de calidad ante la multicanalidad que tiene el cliente a su alcance.

El trato personalizado, la adecuación de los productos a cada cliente y el seguimiento durante todo el proceso del viaje son las claves para garantizar la diferenciación y la excelencia en las agencias tradicionales frente a los gigantes online.