Cada vez más los hoteles, agencias y agentes turísticos apuestan más por vender via web. Las ventajas que ofrece la Red en cuanto a acceso a mercados, reducción de costes, gestión de inventario y mejora de modelo de distribución son un reclamo de enorme fuerza para esas empresas que no terminan de decidirse por dar el paso.

Es interesante tener en cuenta que vender por la web no necesariamente implica evitar a los intermediarios. Éstos serán interesantes si nos permiten llegar a mercados a los que nosotros somos incapaces de acceder o de hacerlo de manera más eficiente. En todo lo demás es interesante tener un buen posicionamiento de nuestra página online.

Para una buena estrategia de ecommerce es aconsejable seguir estas reglas.

1.- Conocer cómo funciona la Red. Y no sólo mecánicamente, sino también el tipo de relaciones que se crean y la forma de gestionarlas.

2.- Definir muy bien nuestras páginas. Ya sean en Facebook, Twiter o nuestra propia web es fundamental que tengamos claro qué vamos a hacer en ellas y cómo las queremos enfocar.

3.- Controlar muy bien el diseño. Y no nos referimos a que sean bonitas, que también, sino a que sean fáciles de usar, adaptadas a las necesidades de la empresa y el cliente y capaz de evolucionar.

4.- Valorar las herramientas gratuítas. Hay muchas herramientas que se pueden utilizar como páginas o como un añadido a nuestras webs que nos pueden ayudar a mejorar la experiencia del cliente.

5.- Facilitar la experiencia al cliente. Debemos enfocar la venta como una experiencia que para el cliente supone un coste, por eso se lo tenemos que hacer lo más fácil posible con una pasarela de pago visible, fácil de manejar y amigable. Un principio fundamental es el de disminuir en todo lo posible el número de clicks que ha de hacer el cliente para la compra.

6.- Tener muy claros los aliados. Es decir, aquellos intermediarios o partners que de un modo u otro nos van a facilitar la venta: servidores, OTAs, aplicaciones… Travel Open Apps puede ser en este sentido un facilitador fundamental para mejorar nuestras resultados de venta.

Hay más, por supuesto, pero estos puntos son muy interesantes para comenzar a plantearse una estrategia de ecommerce.