Tradicionalmente, los viajeros europeos han elegido una combinación de fuentes on y off line para reservar sus viajes. A pesar del rápido crecimiento del uso de ordenadores y dispositivos móviles para planificar y reservar viajes, las fuentes tradicionales seguían desempeñando un papel importante. Sin embargo, el año pasado se observó un gran cambio en las reservas a través de un solo canal y las reservas online se dispararon.

Un nuevo informe de Phocuswright, European Consumer Travel Report Sixth Edition, proporciona una visión detallada de los comportamientos de los viajeros europeos y sus tendencias de compra, con el fin de ayudar a las empresas de viajes a medir cómo las condiciones macroeconómicas están impactando en la industria del turismo europeo.

El informe revela buenas noticias para las agencias de viajes online (OTA). Cuando se trata de la compra de productos de viajes a través de Internet, aunque todos los sitios web de viajes vieron crecer su volumen de visitas durante el año pasado, las agencias de viajes online fueron las fuentes preferidas por los consumidores. El crecimiento del uso de OTAs en los principales mercados analizados por el informe de Phocuswright, Francia, Alemania y el Reino Unido, alcanzó incluso un 50%.

Los viajeros de toda Europa también recurren a las agencias de viajes online para la reserva de alojamiento. El porcentaje de viajeros que ha reservado alojamiento a través de agencias de viajes online se disparó el año pasado en los tres mercados analizados. Sin embargo, cuando se trata de reservar vuelos, los viajeros franceses y británicos recurren a los sitios web de las aerolíneas y las aplicaciones.

“Los canales digitales se han convertido en el pilar de la planificación de viajes de Europa”, afirma el analista de investigación de Phocuswright, Brandie Wright. “Las compañías de viajes deben esforzarse continuamente para mejorar la experiencia en línea de los consumidores en todo el proceso de compra.”

 

Fuente: Phocuswright