Las búsquedas por voz constituyen ya una tendencia creciente entre los usuarios, que valoran la posibilidad de interactuar con los dispositivos a través del lenguaje hablado, eliminando las barreras del teclado o ratón y permitiendo una comunicación natural con los navegadores.

Grabar un mensaje de voz para comunicarnos a través de un sistema de mensajería es cada vez más habitual. Los dispositivos adaptados con chatbots para la reserva de viajes y los asistentes virtuales como Siri o Cortana forman parte del día a día de los viajeros del futuro.

Ahora bien, ¿qué es lo que está motivando esta transición? Y, lo que es más importante, ¿cómo podemos prepararnos para los cambios que vienen con eso?

búsqueda por voz Google

Es difícil saber exactamente cuántas consultas de búsqueda están basadas en voz, ya que Google no publica esa información con exactitud. Lo que sí sabemos es que la tendencia general está aumentando, y pronto, las búsquedas de voz podrían representar la mayoría de las búsquedas totales.

Según Location World, más del 40% de los adultos utilizaron la búsqueda por voz diariamente en 2016. Las predicciones de ComScore estiman que más del 50% de las búsquedas estarán basadas en voz para 2020.

La mayor sofisticación de los sistemas de reconocimiento de voz podría estar detrás del auge de las búsquedas por voz. Pero, sin duda, la revolución de la búsqueda por voz ha sido catalizada por el aumento de los dispositivos inteligentes como Google Home o Amazon Echo. Éstos dependen casi exclusivamente de los comandos de voz para operar, lo que les permite a las personas resolver sus preguntas y realizar tareas mediante consultas basadas en voz.

¿Cómo podemos optimizar la web de nuestro negocio turístico para las búsquedas por vez? En el blog de Netaffinity identifican algunos pasos fundamentales.

búsquedas por voz

Lenguaje conversacional

La búsqueda por voz es una forma más natural de interactuar con un motor de búsqueda, ya que es más probable que los usuarios usen oraciones completas y preguntas como comandos de voz.

Google y Bing continúan adaptando sus motores de búsqueda para comprender nuestras búsquedas de “lenguaje natural”, es decir, consultas de búsqueda que se parecen a las conversaciones cotidianas. Se estima que casi el 70% de las solicitudes se realizan a través del lenguaje natural o conversacional. Como resultado, continúa aumentando el uso de palabras clave que comienzan con “quién”, “cómo”, “qué” o “dónde”.

Los responsables de establecimientos turísticos pueden incorporar un lenguaje conversacional al considerar en los contenidos de la web preguntas típicas que los huéspedes potenciales puedan tener sobre su negocio. Una buena práctica es recopilar una lista de consultas comunes que se hacen regularmente los clientes, la recepción del hotel o las redes sociales, y desarrollar contenido digital para responder estas preguntas.

Preguntas frecuentes

Crear una página de preguntas frecuentes puede ser de gran ayuda para mejorar el posicionamiento de la web para las búsquedas de voz. Una sección de preguntas frecuentes servirá para ayudar a los usuarios a encontrar la información. Por ejemplo, abordar consultas comunes sobre cómo llegar al hotel o la distancia desde el aeropuerto, así como consultas sobre los servicios y las comodidades del hotel.

Palabras clave de larga cola

Las palabras clave de larga cola son frases más largas y más específicas que los usuarios usan para buscar información en internet. Estas frases suelen consistir en cuatro o más palabras, en comparación con frases más cortas y de alta demanda que consisten en una o dos palabras.

Las personas que usan palabras clave de larga cola son aquellas que buscan más específicamente sobre un producto o servicio, por tanto, estos términos “long tail” convierten 2.5 veces más que los términos de búsqueda más genéricos.

La incorporación de palabras clave de larga cola en su estrategia digital puede ayudar a tener éxito en la búsqueda por voz, ya que representan mejor cómo se comportan las personas online.

Información local

Se estima que el 22% de las personas que utilizan la búsqueda por voz buscan contenido e información local. Por lo tanto, es esencial implementar mejores prácticas de SEO utilizando la geolocalización.

Empieza por reclamar la página del negocio en Google My Business. La optimización del perfil de Google My Busines permite a las personas encontrar información sobre el establecimiento, como la dirección, el número de teléfono, el horario de apertura y demás.

También se recomienda optimizar el contenido de la web para palabras clave importantes basadas en la ubicación. Por ejemplo, incluir términos como “hoteles Valencia” u “hoteles en Valencia” en los metadatos de la página.

Móvil

Quizás una de las tendencias digitales más importantes es el crecimiento continuo del uso del móvil. A medida que avanza la tecnología de los dispositivos móviles, la adopción por parte del usuario de asistentes digitales como el Siri de Apple también aumenta.

Curiosamente, el 20% de las consultas móviles se realizan a través de aplicaciones de búsqueda por voz. Por lo tanto, es importante asegurarse de que el sitio web, campañas publicitarias y cualquier otro canal digital estén totalmente optimizados para dispositivos móviles.

Contenido indexable

Si bien la búsqueda por voz es una táctica de SEO relativamente nueva, no hay que olvidar lo básico cuando se trata de optimización de motores de búsqueda. El posicionamiento orgánico en buscadores es clave para que los futuros clientes encuentren nuestro negocio en internet.

Para ello, es importante que todo el contenido sea “indexable”, es decir, que los motores de búsqueda puedan rastrear e identificar fácilmente el contenido de la web. Por lo tanto, es importante aplicar las mejores prácticas de SEO a la estructura de la página, títulos de imágenes y etiquetas de texto alternativo, metadatos, etc.