El último ‘Informe prospectivo trimestral del turismo internacional hacia España” de Turespaña confirma la ralentización del crecimiento de la llegada de turistas a España. Las primeras señales de alarma en el sector se han percibido durante este verano, cuando se ha experimentado un moderado descenso respecto de visitantes internacionales, especialmente en comparación con los datos de récord registrados la temporada estival de 2017.

Turistas internacionales. Turespaña

Fuente: Turespaña

En estos datos ha influido la recuperación de los destinos competidores del Mediterráneo como Turquía, Egipto o Túnez, que compiten con ofertas de sol y playa a precios más asequibles y que, según las previsiones, recuperarán ocho millones de turistas en 2018 y otros ocho en 2019, fundamentalmente a expensas de España.

Pero en el descenso de visitantes internacionales también han influído otros factores, como el verano anormalmente cálido que se ha vivido en Europa. Buena parte de los turistas que tradicionalmente visitan nuestro país lo hacen buscando el buen tiempo. Por ejemplo, el 70% de los británicos que viaja a España lo hace movido por la necesidad de consumir sol y playa. Sin embargo, las altas temperaturas de este verano han hecho que muchos de esos turistas se quedaran en su país y, de hecho, a finales de julio, el turoperador Thomas Cook admitía en su balance semestral: “Los clientes de todos los mercados europeos están retrasando las decisiones sobre sus vacaciones de verano ya que disfrutan de temperaturas récord en sus países”, tal y como publicó Hosteltur.

Por lo tanto, ¿ha llegado el momento de buscar nuevos mercados emisores de turistas a España? Para resolver esta pregunta, no hay que perder de vista las fichas ejecutivas de los mercados emisores de turistas a España publicadas este mes por Turespaña y que confirman un cambio en los mercados dominantes en nuestro país.

Así, mientras que los principales países emisores europeos, como Reino Unido, Alemania y Francia, presentan descensos, Estados Unidos, con un avance del 11,4% en las llegadas en el primer semestre del año, es uno de los mercados que mejor comportamiento está registrando en la emisión de turistas internacionales a nuestro país, registradas entre enero y julio, o China, con un aumento de las pernoctaciones hoteleras hasta julio del 8,6%, se presentan como algunos de los principales mercados turísticos. También Rusia muestra un comportamiento positivo, con un crecimiento del 6%, si bien esta cifra que está aún lejos del gran crecimiento registrado en 2017, un 14,5%.

Entre los mercados europeos que mejor se comportan este año destaca Portugal, con un incremento del 7,5% y del 12,6% en el gasto. También Finlandia, Noruega, Países Bajos y Bélgica muestran una buena evolución.

Por otro lado, existen otros mercados que presentan buenas perspectivas de mejora, como Austria. Aunque las pernoctaciones de visitantes de esta país caen hasta julio, las llegadas podrían incrementarse en los próximos meses debido a la apertura de nuevas conexiones aéreas gracias al inicio de operaciones de la aerolínea Lauda.

En cualquier caso, la tendencia para los próximos meses, según Turespaña, es de “crecimiento moderado o estancamiento para turistas, crecimiento moderado para gasto, y descenso o estancamientoen pernoctaciones. Esta tendencia podrá hacersemás o menos evidente durante el últimotrimestre de añodependiendo del comportamiento de los mercados que más peso tienen en el agregado internacional, esto es, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Estados Unidos y, en menor medida, Bélgica, Suecia, Portugal, Suiza e Irlanda”.

Fuentes: