A la hora de comercializar, distribuir y comunicar nuestros productos y servicios es necesario utilizar todos los recursos que estén a  nuestro alcance para tener el máximo retorno posible. No podemos, sin embargo, lanzarnos a la elección de esos canales de manera irreflexiva, debemos tener claras una serie de cuestiones previas que trasladamos a modo de preguntas:

1.-¿Se adapta mi producto al canal concreto? No todos los productos son adecuados para todos los canales, y viceversa. Un ejemplo extremo, si yo trato de comunicar las bondades de mi camping no parece lógico hacerlo en una convención de hoteleros. Las acciones y canales elegidos han de estar perectamente integrados con nuestros productos.

2.-¿Puedo asumir el coste del canal? Todo canal tiene un precio, en el que debemos incluir no sólo las comisiones, sino también el tiempo de gestión que requiere. Hemos de tener muy claro si nos es rentable o no.

3.-¿Me ayuda a llegar a segmentos a los que yo no llego? Algunos canales pueden ser muy relevantes para nosotros porque, a pesar de que pueden ser caros, nos permiten llegar a segmentos y mercados a los que yo solo no podría llegar, en ocasiones porque tienen las conexiones necesarias, en otras porque tienen el conocimiento apropiado del segmento o mercado.

4.-¿Fagocita el canal mi marca? Algunos canales tienen el problema de que hacen que nuestra marca sea irrelevante. La importancia del canal o la forma en que tienen de gestionarlo hacen que nuestra marca deje de ser importante para el cliente, lo que nunca es aconsejable.

5.-¿Se integra en mi modelo de empresa? Es algo que no se tiene en cuenta y que deberíamos valorar. Teniendo en cuenta que en muchos casos, como acabamos de decir, va a gestionar mi marca, es importante que el canal sea comparta valores, principios (incluso éticos) y modo de acceso a clientes. Por ejemplo, si nosotros proponemos un acceso a clientes no agresivo no parece lógico que utilicemos un canal agresivo y que agobia al cliente.

Estas preguntas deberíamos hacérnoslas antes de elegir nuestro canal de distribución y comunicación. Es posible que no todos los puntos tengan una respuesta que para  nosotros sea adecuada, pero al menos hemos de ser conscientes de las características de nuestro canal. Con Travel Open Apps lo que estamos consiguiendo es que nuestra gestión de canales sea mucho más efectiva, de modo que se minimizan costes (tiempo) y se mejora el retorno de nuestras aciones. Travel Open Apps nos ayuda a responder a muchas preguntas sobre nuestros canales.