Los paquetes turísticos dinámicos, que permiten al cliente añadir productos y servicios y ofrecen mayores facilidades de reserva, son el modelo por el que las agencias de viajes online están apostando más fuerte.

La competencia entre OTAs y metabuscadores y los reducidos márgenes que se obtienen de la venta de hoteles o billetes de avión son algunas de las causas que han llevado, no sólo a las agencias de viajes online, sino también a los turoperadores, a fijarse en los paquetes dinámicos.

Distribución turística

Imagen: hisks

El cliente de este tipo de productos demanda la posibilidad de adaptar los circuitos turísticos a sus necesidades personales, agregar servicios adiconales como noches de hotel, excursiones, traslados, etc.

Configurar este tipo de productos conlleva una mayor inversión en tecnología y el desarrollo de plataformas que permitan al cliente acceder a los productos de manera flexible y cómoda.

Los grandes de la distribución turística ya se han puesto manos a la obra. Como Tui, por ejemplo, que ofrece en su plataforma diferentes paquetes dinámicos en los que que se puede adaptar la duración del viaje, aeropuertos de salida y el régimen de comidas.También New Travellers lanzó el año pasado una herramienta que permite a los agentes de viajes hacer la reserva de paquetes dinámicos.

Otros, como el turoperador inglés Thomas Cook, desde finales de 2014 ha dejado de vender paquetes a Benidorm para centrarse en la venta de paquetes dinámicos.

Según Christian Vilate, vicepresidente de Despegar.com, la rentabilidad de los paquetes dinámicos de larga y media distancia “supone el 40% de las operaciones de paquetes, pero el 60% de ingresos“.