En los últimos dos años, las nuevas empresas de viajes recaudaron 30 mil millones de dólares, casi el total recaudado en los últimos 10 años, según el informe de Deloitte “Moving the global travel industry forward“.

La industria del turismo global ha alcanzado un tamaño y un impulso sin precedentes. Aunque existen factores que hacen que la industria sea vulnerable, el turismo continúa prosperando en 2018 y la tecnología jugará un papel fundamental en este aspecto.

La inteligencia artificial y su aplicación al internet de las cosas, la automatización y el reconocimiento por voz, así como el impacto del blockchain se destacan como las principales tecnologías del turismo.

Informe Deloitte

Inteligencia artificial

Considerada como la nueva electricidad, la inteligencia artificial está detrás de muchas de las plataformas tecnológicas emergentes, desde la construcción de asistentes virtuales, hasta técnicas relacionadas con big data.

Los sitios web de viajes están “aprendiendo” a ofrecer resultados más personalizados para los gestores de viajes. Las plataformas de chat ayudan a los proveedores a proporcionar un mejor servicio y el aprendizaje automático está ayudando a gestionar volúmenes de datos no estructurados sobre los negocios turísticos, incluidas fotos, videos, datos de redes sociales y lenguaje natural.

Internet de las cosas

El Internet de las cosas permitirá, por ejemplo, diseñar un asiento de avión conectado que mida la ansiedad del viajero, la temperatura corporal y el nivel de hidratación para proporcionar un mejor servicio, o una habitación de hotel que ajuste automáticamente la temperatura a las preferencias personales. Los sensores, dispositivos y máquinas conectadas crean una nueva forma de diálogo con el mundo físico, permitiendo a las marcas mejorar la experiencia del cliente.

Mientras el Internet de las cosas trae enormes implicaciones para las aerolíneas, las habitaciones de hotel conectadas y equipadas con tecnología de hogar inteligente continuarán brindando algunas de las mayores mejoras en la experiencia de viaje en 2018.

Reconocimiento de voz

En estrecha relación con la inteligencia artificial, las interacciones por voz ya están reemplazando el tiempo de permanencia en pantalla a medida que aumenta la adopción de asistentes domésticos digitales.

Al utilizar estos dispositivos, las conductas de búsqueda-compra de los viajeros pueden variar, ya que los consumidores confían más en intercambios conversacionales para planear viajes e interactuar con los proveedores de viajes durante sus viajes. 2018 fue el primer año en que una importante cadena de hoteles instaló asistentes de voz en sus habitaciones.

La voz todavía tiene mucho recorrido por delante, ya que el procesamiento del lenguaje natural no es fácil, pero una mayor inversión puede impulsar enormes avances en 2018.

Automatización

Una combinación de plataformas de software y hardware con el fin de digitalizar tareas y flujos de trabajo basados en reglas preprogramadas, está empezando a ser una realidad cada vez más habitual en el sector del turismo, especialmente en el transporte.

El desarrollo de vehículos sin conductor está haciendo que muchos jugadores en toda la cadena de valor revalúen sus estrategias comerciales para seguir siendo competitivos.

Blockchain

La tecnología  blochchain se está convirtiendo en algo más que una palabra de moda. Las empresas buscan blockchain para encontrar soluciones a los puntos débiles de la industria, incluida la racionalización de la distribución online y los programas de fidelización.

Ahora bien, esta tecnología también tiene implicaciones en los pagos de viajes, liquidación y fraude. Si bien tiene un gran impacto en algunas industrias, como la banca, aún existen algunas dudas sobre el grado de disrupción que la cadena de bloques provocará en el turismo.