Como ya avanzámos a principios de año en 10 sorprendentes tendencias del turismo que viene, la realidad virtual se está imponiendo como una de las grandes tendencias en el sector turístico.

Elegir destino, comprobar la localización del hotel o recorrer el interior de las principales atracciones turísticas, todo ello es posible gracias a la realidad virtual, una tecnología que ya está demostrando su potencial para vender destinos y productos turísticos.

El desarrollo de escenarios en tres dimensiones o la posibilidad de grabar espacios reales en 360 grados hacen posible la reproducción realista de prácticamente cualquier lugar que imaginemos. Si a esto le sumamos un dispositivo capaz de simular la sensación de estar dentro de estos escenarios, el resultado es una experiencia en primera persona muy similar a la que tendríamos si nos desplazáramos a esos lugares. Todo esto contribuye a que tanto la realidad aumentada como la realidad virtual se conviertan en potentes herramientas para vender turismo.

Mientras que 2016 fue el año de la introducción de la realidad virtual y aumentada en el mercado, en 2017 estamos viendo cómo distintos sectores están abrazando esta tecnología.

Según publica Statista, la inversión en realidad virtual y aumentada en Europa Occidental se multiplicará por dos en 2017 (de 1.036 a 2.354 millones de euros). Este flujo de dinero provendrá principalmente de los consumidores, con un 56% del total, seguido de la industria, con un 19%.

Infografía: La inversión en realidad virtual y aumentada se multiplicará por dos en 2017 | Statista

Más estadísticas en Statista

En cuanto a los sectores que más invertirán en realidad virtual, los bienes de consumo suponen más de la mitad de las inversiones previstas para este año, mientras que la inversión por parte de las administraciones públicas apenas supondrá un 3% de total.