La ocupación en apartamentos turísticos en Benidorm y la Costa Blanca durante el pasado mes de junio ha descendido sensiblemente con respecto a 2013, según los datos de la encuesta de HOSBEC (Asociación Empresarial de Hoteles de Benidorm y de la Costa Blanca).

Según Antonio Mayor, presidente de HOSBEC esto se debe a que “el efecto de la oferta ilegal no sólo hace daño a la industria hotelera, sino que su impacto en el sector de los apartamentos reglados es más que evidente”. “La economía sumergida está devorando la actividad rentable, la actividad que genera ingresos y empleo”.

Ocupación apartamentos Benidorm

En este sentido, tanto HOSBEC como CEHAT han pedido a todas las administraciones que medien en la regulación del alojamiento ilegal, ya que, hasta la fecha, sólo Cataluña y la Comunidad de Madrid han desarrollado normativas para regular las viviendas de uso turístico.

A principios del mes de julio, CEHAT presentó un manifiesto en que el que denuncia el incremento de la economía sumergida y los efectos negativos que este tipo de hospedaje puede tener sobre la seguridad de los consumidores y la imagen turística de España. Para Joan Molas, presidente de la patronal hotelera, “el alquiler de vivienda privada siempre ha existido, pero el desarrollo de internet está permitiendo que miles de propiedades se ofrezcan a los consumidores sin los controles pertinentes”.

Con el fin de solucionar esta problemática, el conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, ha mantenido un encuentro de trabajo con HOSBEC donde se ha explicado la campaña de control de la oferta ilegal y la competencia desleal en la comercialización de apartamentos turísticos que está coordinada por las consellerias de Economía, Industria, Turismo y Empleo y Gobernación y Justicia y en la que colabora la Agencia Tributaria.

Antonio Mayor, Máximo Buch

El objetivo es elaborar un plan de acción que permita comprobar que los apartamentos turísticos que se alquilan por temporada en la Comunitat Valenciana se encuentran debidamente registrados con arreglo a la normativa turística con el fin de garantizar la calidad de sus instalaciones y de los servicios que presentan.

Además, se ha puesto en marcha una campaña de sensibilización contra el intrusismo en los apartamentos turísticos con el apoyo del sector y la coordinación de la Federación de Municipios y Provincias así como un plan de inspección de comprobación de los grandes portales de reserva para investigar la publicidad de la oferta inscrita.

El conseller también ha anunciado “vamos a constituir un grupo de trabajo para desarrollar aplicaciones como Booking Monitor o Travel Open Apps con mayor eficiencia”.