Instagram acaba de anunciar una nueva funcionalidad que permitirá a las marcas vender sus productos a través de esta red social.

Hasta ahora, Instagram había comenzado a ofrecer opciones de publicidad de pago para los perfiles corporativos, lo que abría la puerta a las marcas para obtener más visibilidad para sus publicaciones a través de micropagos.

Pero ahora, además, los productos podrán venderse directamente desde las propias publicaciones de Instagram. A partir de la próxima semana comenzarán las pruebas. Las primeras marcas en probar esta nueva funcionalidad son las americanas Kate Spade, JackThreads y Warby Parker, todas ellas del sector de la moda.

Según ha anunciado Instagram en su blog oficial, las publicaciones mostrarán un icono junto a los productos que se deseen promocionar que ofrecerán más información sobre éstos. Haciendo clic en este icono, el usuario será redirigido a una página con información detallada del producto y, desde ahí, se podrá enlazar directamente con la página de compra.

Instagram

Si esta novedad tiene éxito, y todo parece indicar que lo tendrá, no tardará mucho en extenderse a otros sectores. El del turismo podría ser uno de ellos y pronto podremos reservar una habitación de hotel, un billete de avión o una entrada a un concierto a través de Instagram.

Esto supondrá, también, un cambio en las estrategias de marketing de las empresas turísticas a través de esta red social que podría pasar a convertirse en una herramienta de ecommerce donde los llamados “influencers” tendrán un peso cada vez mayor.

Kate Spade from Instagram for Business on Vimeo.