En el sector turístico, algunas compañías han comprobado que la innovación puede ser un motor de renovación, eficiencia y valor empresarial a largo plazo. Sin embargo, en muchos negocios siguen existiendo reticencias al cambio, algunos hoteles independientes creen que no tienen los recursos para desarrollar sus propias estrategias de innovación y, a menudo, las estrategias pecan de cortoplacistas. Estos factores se convierte en importantes obstáculos para una implementación más amplia de la gestión de la innovación en los hoteles.

Afortunadamente, el camino hacia la creación de valor a través de la innovación se ha vuelto más claro en los últimos años. El estudio Hospitality Innovation, elaborado por Carlos Martin-Rios y Ecole hôtelière de Lausanne, analiza el estado de innovación del sector hotelero y define una serie de buenas prácticas para encaminar al sector hacia una innovación integral.

Tipos de innovación hotelera

Para muchos, innovación es igual a tecnología. Sin embargo, la innovación puede desarrollarse de diferentes maneras que no tienen por qué tener relación con la tecnología o la ciencia. Las empresas de servicios, incluídas las empresas de hostelería, pueden innovar en su oferta de servicios, en la experiencia del cliente, en los procesos o en modelos comerciales. De hecho, según el informe de Ecole hôtelière de Lausanne, la mayoría de las empresas innovadoras, especialmente las exitosas, ponen en juego una estrategia de innovación consciente y decidida que combina diferentes prácticas de innovación.

Hospitality Innovation Ecole hôtelière de Lausanne

Hospitality Innovation. Ecole hôtelière de Lausanne

Innovación tecnológica

Existe una relación clara y positiva entre la estrategia general de innovación y la innovación tecnológica en el sector hotelero. Los resultados demuestran que las innovaciones tecnológicas son prefererentes en las empresas de hostelería. Cerca del 72% de los ejecutivos encuestados en el informe Hospitality Innovation asegura haber implementado una considerable proporción de innovaciones en el dominio tecnológico durante el período 2011-2016.

En cuanto a los resultados organizativos, las empresas con alta innovación tecnológica superan a las empresas con bajo nivel de innovación tecnológica en las seis medidas subjetivas de desempeño. Las diferencias estadísticamente más significativas incluyen: ROI, retención global de clientes, crecimiento de ventas y ocupación promedio de camas.

Innovación no tecnológica

La innovación no tecnológica abarca varias formas de innovación, como la innovación organizacional, que tiene que ver con la organización del lugar de trabajo, la estrategia de mercadotecnia o el modelo de negocios de un hotel. Su objetivo es optimizar el rendimiento de un hotel reduciendo los costos administrativos y de transacción, aumentando la satisfacción en el lugar de trabajo, accediendo a activos no transables o reduciendo los suministros.

Además, se pueden distinguir dos tipos de innovación no tecnológica: innovaciones organizativas e innovaciones gerenciales. Las innovaciones organizativas se ocupan del entorno organizativo de la empresa y la división de trabajo dentro de él, mientras que las innovaciones de gestión implican las operaciones y procedimientos mediante los cuales la empresa organiza sus actividades (es decir, recursos humanos, flujos de información, etc.).

De acuerdo con el grado de innovación en el desarrollo de nuevos servicios, aproximadamente un tercio de las empresas persigue una estrategia de innovación que incluye un alto grado de nuevas capacidades de gestión, marketing y modelos de negocio. En la hospitalidad, la innovación no se relaciona necesariamente con la novedad de la tecnología en sí, sino que a menudo se encuentra en las áreas no tecnológicas.

Nuevas prácticas de innovación

Los resultados del informe ilustran cómo ciertas empresas de hostelería se involucran en estas formas novedosas de rediseñar la experiencia del consumidor y desarrollar amplias redes de relaciones para generar rendimientos de innovación y rendimiento empresarial.

Existe una relación positiva entre la dedicación de recursos a nuevas formas de innovación y las otras dos dimensiones estratégicas (tecnológica y innovación no tecnológica) en empresas con una fuerte intensidad de innovación. Una proporción considerable de ejecutivos considera que la implementación de nuevos métodos para organizar las relaciones externas tiene un impacto importante en su desempeño comercial.

También hay que tener en cuenta la innovación medioambiental, que abarca valores sostenibles, gestión del desarrollo sostenible, ecoinnovación, nueva gestión y tecnologías de sostenibilidad medioambiental (conservación, ahorro de energía / agua, reciclaje, crecimiento ecológico, etc.). Existe una proporción considerable de empresas que aseguran estar realizando una fuerte inversión en ecoinnovación.

Desarrollar negocios sostenibles no es solo una cuestión ecológica, sino también económica y social. Con este tipo de innovaciones las empresas buscan, principalmente, beneficios de reducción de costes e imagen de marca. Estos factores podrían obstaculizar la implementación de ciertas formas de innovaciones ambientales, particularmente, las innovaciones percibidas como costosas y que solo tienen beneficios indirectos de desempeño.

Fuente informe: Hospitality Innovation