El sector agrícola de la Comunitat Valenciana podría contribuir al impulso del turismo local y sostenible a través de la promoción del producto agroalimentario. Aprovechando que la demanda del mercado turístico apunta hacia las experiencias que incluyan la participación del cliente en actividades innovadoras, la Agència Valenciana del Turisme, a través del programa CreaTurisme, pretende impulsar la oferta turística sostenible y de calidad en torno al mundo agroalimentario.

huerta

La Agència Valenciana del Turisme colabora con la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de la Comunitat Valenciana a través de un convenio para impulsar el turismo agroalimentario en la Comunitat. El objetivo es llevar a cabo acciones de marketing de impulso de la actividad turística en cooperativas agroalimentarias de la Comunitat Valenciana. En concreto, se desarrollará un plan de marketing con el que se pretende estructurar el camino que debe emprender una empresa para la creación de un nuevo producto turístico agroalimentario que tenga unos estándares de calidad.

Entre las iniciativas destaca la creación de una guía para poner en valor la importante oferta de productos agroalimentarios con los que cuenta la Comunitat Valenciana, además de analizar el público objetivo, el mercado objetivo y las principales necesidades de infraestructuras, institucionales o de comercialización.

El producto turístico agroalimentario es capaz de adaptarse a los retos del mercado turístico por lo que el sector tiene una oportunidad de diversificación económica para el sector agroalimentario y para el emprendimiento y la innovación turística y gastronómica con nuevas propuestas responsables, respetuosas con el medioambiente y la sociedad que diversifiquen la oferta en destinos costeros consolidados.

En palabras de Francesc Colomer, Secretario Autonómico de la Comunitat Valenciana, “el programa CreaTurisme se implantó en 2016 con el fin de acelerar el desarrollo de nuevos productos turísticos contando en la toma de decisiones con los empresarios y agentes vinculados”. Para Colomer, “el principal objetivo es adaptar la oferta turística a los retos del mercado, ampliar el catálogo de experiencias que ofrecemos a los distintos segmentos de la demanda, contribuir a la desestacionalización, el desarrollo territorial, además de generar oportunidades de empleo y sostenibilidad turística”.

Fuente: Turisme GVA