Una práctica de marketing online cada vez más utilizada consiste en reservar determinados contenidos sólo para usuarios registrados. En estos casos, para descargar una infografía, estudio u otro material de valor, el usuario debe cumplimentar un formulario con sus datos personales (a menudo nombre, dirección de correo electrónico, empresa e incluso teléfono) antes de poder acceder al contenido. La empresa utiliza este “muro de registro” para recopilar información de contacto de sus lectores que utilizará con fines comerciales.

Esta práctica es interesante para la empresa porque permite recabar información de personas interesadas en el negocio y que pueden ser clientes potenciales. Sin embargo, algunos estudios recientes revelan que los muros de registro pueden hacer que el usuario pierda el interés en la web y abandone la navegación. Según los datos recogidos por Janrain:

86% de los usuarios abandonarían una web en el momento en que se les solicita el registro.
– Al 50% de las personas no les gusta crear nuevas contraseñas.
– 60% de la población tiene más de 5 contraseñas que recordar.
– 40% de la gente utiliza la fusión de “Olvidé mi contraseña” por lo menos una vez al mes.
– 88% de los usuarios admiten que han mentido en los datos introducidos en formularios de registro.
– 2 de cada 5 personas preferiría fregar un inodoro que crear una nueva contraseña.
– 77% de los usuarios prefiere utilizar un “social login” (registro a través de un perfil en redes sociales).
– Facebook es el proveedor de acceso social preferido por los usuarios.

En todo caso, el muro de registro dificulta que el usuario pueda compartir el contenido y ayudar a su difusión. Además, los buscadores no pueden indexar el contenido oculto tras el muro de registro, con lo cuál el contenido consigue menos visibilidad.

Para evitar estos problemas, se recomienda incluir en la página de registro un resumen del contenido que el usuario podrá encontrar tras el registro. El resumen debe ser lo suficientemente interesante como para tener valor por sí mismo y que pueda ser compartido y difundido en la Red. Los usuarios más interesados se animarán a realizar el registro.

La siguiente infografía resume todas estas cuestiones:

How to Solve the Online Registration Challenge Inforgraphic