El cerebro humano procesa las imágenes 60.000 veces más rápido que el texto. En la web, se estima que el 55% de todo el tráfico será consumido a través de vídeos en 2016, y que el tráfico de video móvil se incrementará un 1.800%. Esta infografía, Visual Customer Service in the Social Age, creada por Gryffin para TollFreeForwarding.com, resume algunos datos relevantes relacionados con el consumo de contenidos visuales a través de redes sociales y su importancia para los consumidores.

Los vídeos pueden incrementar la difusión del contenido a través del boca a boca y mantener el compromiso con los consumidores. Las empresas pueden utilizar los vídeos para resolver dudas frecuentes de los consumidores y generar “engagement”.

YouTube, Instagram y Vine son actualmente las mejores plataformas para maximizar la participación de vídeo. Mientras que YouTube es utilizado por las empresas para demostraciones de productos, entrevistas o tutoriales, Instagram o Vine son más adecuados para la publicación de vídeos de corta duración, creativos y de gran impacto visual.

Algunas de las prácticas que deben seguirse a la hora de crear y publicar vídeo en redes sociales:

1. Mantén los vídeos y fotografías actualizadas.

2. Prové contenido útil y de calidad.

3. Sé creativo en la creación de los materiales.

4. Crea una plataforma para que los posibles clientes puedan contactar contigo.

5. Genera compromiso y mantén el contacto con los clientes.

6. Permite que los clientes puedan responder a las dudas de otros consumidores.

7. Atiende a las dudas de los clientes.

Vídeos en medios sociales. Infografía