En los próximos años, las marcas de viajes deberán tomar algunas decisiones importantes sobre la adopción de nuevos métodos de pago, tal y como se desprende de las conclusiones el estudio “The death of cash in travel” de Eye for Travel, del que informamos en el artículo anterior “¿Estamos ante el fin de los pagos en efectivo en el sector turístico?”.

Según informan desde Eye for Travel, la batalla entre los bancos, las nuevas empresas fintech, los proveedores de pagos tradicionales y las compañías de tecnología en el mercado de pagos será cada vez más feroz. Las tarjetas monedero, los servicios de cambio de moneda entre particulares, las tarjetas de recarga y las aplicaciones monedero han creado un mercado en el que las emrpesas de turismo deberán posicionarse. 

Y es que las marcas de viajes se están adaptando lentamente al nuevo panorama de pagos, agregando nuevos métodos de pago sólo cuando creen que esto impulsará las conversiones. Muchos proveedores todavía están considerando aceptar Paypal y otras aplicaciones digitales. La explosión de métodos y tipos de pago dificulta que las marcas de viajes obtengan toda la información que necesitan sobre cada opción en cada país.

Eye for Travel

Aplicaciones monedero

Las predicciones apuntan a que los teléfonos móviles y dispositivos portátiles como los relojes inteligentes reemplazarán las tarjetas y el efectivo para convertirse en los principales dispositivos de pago. Se espera que unas pocas plataformas de pago móviles lleguen a dominar las transacciones globales permitiendo un gasto sin interrupciones con un teléfono inteligente en cualquier continente.

Hasta ahora, las compañías que aspiran a convertirse en líderes del mercado se basan principalmente en mercados geográficos centrales, donde las actitudes, las políticas o una combinación de ambos han llevado a los consumidores a confiar en ellos. En China, India y África, las aplicaciones móviles monedero están superando a otros sistemas de pago. La aplicación PayTM de la India está creciendo rápidamente y tiene unos 280 millones de usuarios registrados (PayTM, 2017). M-Pesa de África cuenta con alrededor de 26 millones de usuarios, ya que se ha convertido en un impulsor de pagos y comercio entre muchos de los que carecen de cuenta bancaria en Kenia y Tanzania. Las billeteras móviles de China, Alipay y WeChat Pay, ya son la puerta de entrada para la mayoría del gasto de los consumidores en el país y se están expandiendo en Asia.

En los mercados occidentales, el crecimiento de los pagos y aplicaciones monedero como Apple Pay, Android Pay y Samsung Pay ha sido menos espectacular. Sin embargo, éstas se utilizan cada vez más, ya que ofrecen un método de pago sin inconvenientes y PayPal ahora tiene unos 227 millones de usuarios en todo el mundo (Paypal, 2018).

En respuesta, Mastercard y Visa han lanzado sus propias aplicaciones competitivas Masterpass y Visa Checkout. Sin embargo, en las tiendas físicas, no hay suficiente razón para pagar con monedero móvil mientras se pueda utilizar la tarjeta de crédito tradicional.

Al parecer, los clientes se resistenten a los pagos móviles en muchos mercados y continúan dependiendo de las tarjetas y el efectivo. Los viajeros solo abandonarán el efectivo en favor de los teléfonos inteligentes cuando estén seguros de que existe una aceptación mundial de los pagos móviles y su seguridad.

Redes sociales

Una gama más amplia de plataformas de medios sociales trabaja ya para involucrarse y ponerse al día en el mercado de los pagos online. Las redes sociales podrían estar posicionándose para incorporar opciones de pago, dado el importante papel que juegan en la creación de planes de viaje.

Facebook Messenger ha introducido un sistema de pagos entre particulares para amigos y contactos, probablemente inspirado en el WeChat, que vio casi 47 mil millones de sobres rojos en efectivo intercambiados en la red en el Festival de Primavera de 2017 (Statista, 2018). Facebook ya está experimentando con chatbots en la aplicación de mensajería WhatsApp. Se espera que la próxima gran fase de monetización de las redes sociales sea el “comercio contextual”.

Monedas virtuales

Más lejos en el futuro, la tecnología blockchain y las monedas virtuales tienen el potencial de transformar los pagos digitales. En 2014, la aerolínea letona airBaltic se convirtió en la primera aerolínea en aceptar Bitcoin como pago de billetes de avión a 60 destinos en Europa.

Existen otrass iniciativas similares en el sector turístico, como la agencia de viajes online Destinia, que en enero de 2014 fue la primera en anunciar que aceptaría pagos con bicoins. O un caso más reciente, el de Simple Booking que se ha convertido en el primer motor de búsquedas del mundo en integrar criptomonedas como método de pago.

Pagos invisibles

Alex Fitzpatrick, de Travelport, considera que los sistemas de pago sin interrupciones entrarán en funcionamiento dentro de unos años. Amazon ha abierto una tienda sin cajas registradoras, lo que apunta a un futuro de pagos invisibles. Amazon Go es una tienda de prueba donde se les cobra a los compradores cuando salen de la tienda, con sus compras rastreadas y cargadas cuando las recogen de los estantes.

De manera similar, los viajeros pueden ser rastreados mientras caminan por un aeropuerto y todo lo que toman de los estantes de venta se carga automáticamente a su cuenta bancaria a través de la tecnología de seguimiento geográfico. Fitzpatrick también pronostica que las criptomonedas respaldadas por blockchain podrían eventualmente ser usadas para acuerdos entre marcas de viaje y proveedores.

La economía de la plataforma ha revolucionado la entrega de todo, desde Airbnb para alojamiento, Uber para taxis y Booking.com en viajes. ¿Existirá también una plataforma global global para el dinero? Esto facilitaría el proceso de pagos de viajes y reflejaría la consolidación que ya existe en otros sectores tecnológicos. Sin embargo, los consumidores todavía necesitan la seguridad del efectivo en sus viajes al exterior, por lo que el salto definitivo todavía no está cerca.

Lo que parece claro es que contar con los métodos de pago adecuados reduce el abandono en los carritos de la compra y aumenta las tasas de conversión al hacer que la transacción sea más conveniente para el consumidor. Abrir el mercado a nuevos métodos de pago en las empresas turísticas puede expandir su cartera de consumidores.