El “cloud computing“, o desarrollo de aplicaciones en la Red, es una de las tecnologías que más ha contribuido en los últimos años a la innovación de servicios y productos turísticos.

Como ya avanzábamos en el post Las últimas tendencias en tecnología avanzada y su aplicación en el turismo, se trata de un modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología que permite al usuario acceder a través de internet a un catálogo de servicios tecnológicos estandarizados que responden a las necesidades de su negocio.

Las aplicaciones de “cloud computing” facilitan el acceso grandes y pequeñas empresas a las últimas innovaciones tecnológicas de forma inmediata, escalable y segura, permitiendo nuevas combinaciones de productos y facilitando su distribución.

Ejemplo de ello es la tecnología de Travel Open Apps, a través de la cual es posible acceder a todo el inventario de la oferta turística de la Comunitat Valenciana, lo que permite, entre otras cosas, generar combinaciones de productos de alto valor para el cliente final.

Travel Open Apps conecta a las empresas turísticas con los canales de distribución existentes, facilitando la construcción de productos adaptados a cada mercado para su comercialización en las distintas plataformas de venta.

Infografía: Ventajas de las tecnologías en la nube

Infografía: Ventajas de las tecnologías en la nube

Las principales ventajas en el uso de aplicaciones en la nube son:

1. Ahorro de costes. Permite a la empresa turística ahorrar costes y flexibilizar los servicios, ya que elimina tareas relacionadas con el mantenimiento de los servidores, la renovación de software, etc.

2. Flexibilidad. La flexibilidad a la hora de adaptar y escalar los servicios facilita la mejora de la competitividad de la empresa turística, al hacer un mejor uso de las innovaciones.

3. Accesibilidad y movilidad. Al disponer de la tecnología en la nube, es posible acceder a los servicios desde cualquier lugar, ya sea a través de dispositivos fijos o móviles.

4. Actualizaciones automáticas. Al trabajar en la nube, la empresa tiene siempre disponible la última actualización del software, lo que supone una garantía de calidad y seguridad en los procesos.

5. Escalabilidad. Tanto los servicios y aplicaciones, como los sistemas de almacenamiento de datos pueden ampliarse progresivamente para aprovechar el máximo potencial tecnológico a medida que evoluciona el negocio.

6. Seguridad. La empresa no necesita almacenar los datos en sus propios equipos, lo que garantiza la seguridad de la información en caso de fallo informático dentro de la empresa. Además, el proveedor del cloud se encargar de actualizar y mantener los servicios garantizando la seguridad y estabilidad del software y el hardware.

7. Estandarización. Las tecnologías utilizadas para el cloud computing tienen a la simplicidad y a la estandarización. Esto facilita que los productos puedan ser mejorados y ampliados por otros equipos de desarrollo y que la tecnología utilizada pase a convertirse en un estándar de calidad reconocido internacionalmente. Este es el caso de de Travel Open Apps que, a través de Tourismlink, se ha convertido en el estándar europeo en sistemas de distribución turística B2B para Europa.

Estructura del proyecto Tourismlink

Estructura del proyecto Tourismlink