El concepto “bleisure travel” proviene de la mezcla de los términos del inglés business y leisure travel, y refiere a la tendencia cada vez más extendida entre aquellos que viajan por trabajo de aprovechar sus estancias para hacer turismo en el destino.

Según el estudio The Bleisure report 2014, aunque la mayoría de los viajes que se hacen cada año son de ocio, los viajes de negocios suponen un 30%. De entre los viajeros de negocios encuestados en el estudio, un 83% afirmó aprovechar sus viajes para hacer turismo y el 46% respondió que intenta añadir días de vacaciones a sus viajes para disfrutar más del destino.

Para Kelly Murphy, vicepresidenta de BridgeStreet Global Hospitality, “las empresas turísticas deben realizar un esfuerzo para dirigirse específicamente a este tipo de cliente, haciéndole llegar ofertas adaptadas a esas necesidades que mezclan trabajo y turismo. Necesitan proporcionar servicios locales y aprovechar esta oportunidad para promocionar su marca”.

Bleisure travel

Junto a la idea de “bleisure travel” ha surgido el concepto de “blurring“, que tiene que ver con la posibilidad que tienen algunos profesionales de trabajar desde casi cualquier lugar, para lo cuál tan sólo precisan de conexión a internet y un equipo informático, que en muchas ocasiones se trata de un portátil, tableta o incluso teléfono móvil.

Ambas tendencias permiten una mejor conciliación del tiempo de ocio y el tiempo de trabajo y abren nuevas posibilidades para las empresas turísticas, que tienen un nuevo nicho de mercado que pueden explotar, especialmente en negocios relacionados con la intermediación, alquiler de coches, pernoctaciones y transportes.

En el siguiente webinar, Targeting the New Bleisure (Business and Leisure) Traveler, se ofrecen algunas ideas para las empresas sobre cómo conectar con esta nueva tipología de turista: