El reciente informe del Observatorio de Turismo Rural, publicado con motivo de la celebración de Innavar, I foro de innovación turística de Navarra, y relativo a los principales retos de futuro del sector reflexiona sobre las asignaturas pendientes del turismo rural para avanzar hacia la innovación.

La importancia de conocer al cliente

Cada segmento de mercado muestra comportamientos de reserva diferentes, así como una distinta sensibilidad al precio. Para conocer mejor al cliente hay que basarse en aspectos:

— Geográficos: Determinar las características del cliente según el lugar donde vive. Aspectos tan importantes como el calendario laboral o el idioma son clave para fijar a nuestro cliente tipo.

— Demográficos: Sobre este aspecto debemos tener en cuenta información como la edad, el género o la situación familiar. De esta forma se determinan aspectos muy interesantes que definen la estructura del producto y el tipo de oferta.

— Psicográficos: Este tipo de información determina la clase social, el estilo de vida, la personalidad y los gustos. Para obtener estos datos podemos interpretar la navegación en nuestra web del usuario o realizar cuestionarios que determinen estos parámetros.

— Socioeconómicos: La información respecto al nivel de ingresos o el estilo de vida condicionarán la tarificación del producto. Analizar el nivel de gasto del cliente en el histórico nos ayudará en nuestras labores de Revenue Management.

— Conductuales: Analizando aspectos tan importantes como las conductas, beneficios pretendidos o la lealtad hacia nuestra marca podemos interpretar cómo adaptar nuestro programa de fidelización.

Observatorio turismo rural, retos

La tecnología como medio y no como fin

Según el Observatorio de Turismo Rural existe una falta de sincronización entre la evolución de la oferta y la demanda respecto a su relación con las nuevas tecnologías. Esto se evidencia especialmente en la fase de reserva, donde los alojamientos rurales sí demuestran estar muy por detrás de las expectativas de sus clientes, puesto que solo un 10% indica cerrar las reservas vía online, mientras que a un 39,7% de los viajeros españoles les gustaría poder efectuar su reserva de esa manera.

Es importante añadir que, además, un 46,4% de los propietarios españoles no tiene interés por incorporar un sistema de reserva online. Este desencuentro afecta sin duda al sector y en los próximos años se plantea como uno de los principales retos a resolver.

Otro aspecto a mejorar es la optimización de la información sobre el cliente. El estudio pone de manifiesto que un 53,4% de los propietarios de España no cuenta con una base de datos informatizada. En este sentido, el CRM (customer relationship management) es un pilar fundamental en la innovación de alojamientos turísticos.

Los retos de futuro de los empresarios

La ilegalidad, la estacionalidad y el exceso de oferta siguen siendo las preocupaciones principales de los propietarios de negocios de turismo rural.

Pero, sin duda, uno de los principales retos pendientes que tienen los empresarios es el de analizar los resultados de cada inversión. Y es que 3 de cada 10 propietarios no miden el retorno de su inversión. Es necesario que los empresarios cuenten con las herramientas adecuadas para medir el ROI, de otra forma, la mejora de los procesos y la innovación en el turismo rural no serán posible.

Y, por último, el Observatorio de Turismo Rural destaca la formación como un reto constante para el empresario rural. Las mayores inquietudes formativas para el sector son el SEO, la gestión de la web y redes sociales. Cabe señalar que la reputación online y el uso de un CRM deberían tener mayor peso, por todas las cuestiones señaladas anteriormente. En cualquier caso la Administración y Asociaciones profesionales también deberían tener presente estos requerimientos a la hora de planificar sus apoyos al sector.

retos empresarios turismo rural

Fuente del estudio: Observatorio Turismo Rural