Diseño de comunidades útiles

05 julio 2012 | 11:27 / Escrito por Travel Open Apps / 0 Comentarios

 
  • SumoMe

Uno de los objetivos sobre los que ha de trabajar cualquier marca, ya sea de empresa o de destino, o proyecto es el de crear una comunidad de usuarios/clientes fieles que entren a formar parte de manera natural dentro de su dinámica de gestión. Quiere esto decir que esos usuarios/clientes han de participar de buen grado y voluntariamente de las conversaciones y aportando contenidos adecuados a los objetivos marcados. Pero por supuesto esta participación ha de contener un valor claro para esos usuarios, que dedican parte de su tiempo a mejorar la marca, el destino o el proyecto. Por todo lo dicho es necesario tener claros una serie de puntos:

Objetivos. Como ya hemos dicho, hemos de saber qué queremos conseguir con esa comunidad: promoción, fidelidad, conocimiento, desarrollo…

Quiénes. Es decir, quiénes pueden participar. Vamos a hacer una comunidad cerrada por invitación o abierta. Vamos a definir muy bien el segmento de los participantes o no.

Valor. Esto es fundamental. Debemos definir qué tipo de valor vamos a conseguir nosotros (muy en linea con los objetivos) y qué valor van a conseguir los usuarios. Conociendo quiénes van a participar en la comunidad es más facil definir el valor, y cuanto más segmentados sean los participantes mejor. Hay que tener cuidado a la hora de definir el valor porque lo lógico es que ese valor se consiga por la participación, es decir, por la interacción con los demás usuarios, por lo que lo normal es que sean los propios usuarios los que a través de esa interacción generen valor. Eso obliga a ser muy eficiente en la dinamización. De todos modos hay varios tipos de valor que pueden ser interesantes para el usuario (reputación, relevancia, pertenencia, retorno económico…) por lo que es necesario tenerlo muy claro antes.

Dinamización o gestión. Como decimos es clave a la hora de crear valor pues una buena gestión impulsa la definición y distribución de ese valor. Debemos ser conscientes en este caso de qué tipo de interactuación tienen los usuarios y si se adecuan a nuestros objetivos. En muchos casos las comunidades derivan a un uso no pensado inicialmente. Hemos de analizar si nos interesa ese nuevo uso o no.

Financiación. Es otro tema clave y que no se suele tener en cuenta. No hay comunidades gratis, hay herramientas gratis. Toda comunidad requiere de tiempo de gestión, posiblemente de un diseño y creación de la plataforma, costes de servidor… y todo eso ha de ser pagado. Por eso es fundamental saber si puede ser una opción que la participación sea de pago, si el retorno a los usuarios va a ser económico y si podemos cobrar una comisión o porcentaje de ese retorno.

Se trata en fin de diseñar una comunidad en torno a un proyecto común, a un destino o a una marca. No hay que olvidar, sin embargo, que las comunidades pueden ser dispersas, que no necesariamente deben estar acotadas a una plataforma o herramienta, sino que pueden estar participando en diversos entornos, por lo que debemos localizarlas y potenciar la gestión.

If you thought this page is useful to your friend, use this form to send.
Friend Email
Enter your message
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Partners tecnológicos

  •  

     
  •  

     
  •  

     
  •  

     
  •  

     
  •  

     
  •  

     

Partners turísticos

 

+34 902 500 948

info@travelopenapps.org

Siguenos en:

 

Últimos tweets

 

binarie opzioni

 

 

 

2015 Copyright Agència Valenciana del Turisme

Todos los derechos reservadoss

Mapa web | Aviso Legal