Big data para destinos turísticos inteligentes

03 marzo 2015 | 09:35 / Escrito por Admin_TOA / 0 Comentarios

 
  • SumoMe

La semana pasada, Invat.tur presentó, junto a Territorio Creativo, el documento Big Data: retos y oportunidades para el turismo, una guía para entender y aprovechar las oportunidades del big data en el sector turístico que recoge, entre otras cosas, las oportunidades que el big data ofrece para el desarrollo de los llamados destinos turísticos inteligentes.

Los destinos turísticos inteligentes (smart destination) son territorios dotados de una infraestructura tecnológica avanzada e integrada para garantizar su desarrollo sostenible y facilitar la experiencia e interacción entre el territorio y el visitante. Con tal de establecer un marco teórico y modelo de aplicación adaptable a los destinos de la Comunitat Valenciana, Invat.tur ya presentó el proyecto Destinos Turísticos Inteligentes Comunitat Valenciana, que propone tecnologías y métodos para el desarrollo de proyectos de inteligencia para destinos contando con la participación de agentes turíticos en el tanto en la fase de análisis como en la de implantación.

El documento Big Data: retos y oportunidades para el turismo incluye también un capítulo dedicado a la gestión de destinos inteligentes, donde se destacada que la recogida de información de los turistas antes, durante y después de su estancia en el destino puede ayudar a los agentes turísticos una toma de decisiones más rápida y eficaz.

Retos del big data en los destinos turísticos inteligentes

Para poder contar con la máxima información posible, es necesario contar con una red completa de sensores y dispositivos conectados a internet y el desarrollo de una plataforma virtual de servicios que estimule la innovación, la cooperación y, por ende, la competitividad. La integración de los datos que nutren este sistema procederían de teléfonos móviles, de redes sociales, de terminales de punto de venta (TPV) o de hitos urbanos conectados entre sí –como farolas, papeleras, vehículos, pasos de peatones o baldosas inteligentes.

Según el estudio de Invat.tur: “tales herramientas no sólo apoyan el diseño de una oferta de servicios de ocio completa, interdependiente, complementaria, personalizada y orientada a una experiencia ininterrumpida. Permiten, además, una gestión más eficiente y coordinada de los recursos públicos y privados que apoyan la actividad turística. Entre ellos, por ejemplo, están los que intervienen en el control u organización del transporte urbano, del tráfico rodado, del ruido, de la contaminación, de los espacios verdes, de los espacios comerciales y de las instalaciones deportivas y culturales”.

Big data destinos turísticos Invattur

Recomendaciones para implementar proyecto de big data para destinos turísticos inteligentes

Comenzar con un proyecto piloto o prueba de concepto (PoC) con el que sea posible valorar los resultados a corto plazo y de forma cuantificable. Si puede ser en un caso de negocio centrado en el cliente y haciendo uso de datos existentes mejor. Delimitar los objetivos, los requerimientos de datos, tecnológicos y humanos, los costes asociados y los resultados esperados y la forma de cuantificarlos.

Designar un patrocinador que lidere las iniciativas. En los primeros pasos de adopción éstas puedan estar lideradas por el director de sistemas, pero una vez se evolucione hacia escenarios más avanzados, el respaldo tiene que complementarse con directores de negocio, ya sean de una función específica como marketing o finanzas o incluso la dirección general.

Invertir en talento y desarrollo de capacidades. La falta de profesionales con experiencia es uno de los mayores obstáculos para la adopción del big data. McKinsey cifra en 190.000 los puestos de científicos de datos que serán necesarios en Estados Unidos en 2018 48. Por lo que independientemente de recurrir a la contratación de profesionales y servicios externos, se debe trabajar en desarrollar programas de formación para que empleados familiarizados con los retos y procesos de negocio de la empresa, adquieran habilidades de analítica, gestión de datos, estadística, matemáticas, visualización o minería de datos.

Big Data no es sólo tecnología. Es indiscutible que para hacer un uso efectivo del big data es fundamental disponer de una infraestructura de almacenamiento escalable, con capacidad de procesamiento paralelo, que gestione datos en memoria, con herramientas de tiempo real para poder responder en tiempo real, etc. Pero no hay que perder de vista que también requiere adaptar procesos de negocio y operativos, tomar decisiones, adecuar los conocimientos de los empleados o disponer de gente cualificada para adoptar la tecnología e incluso, cambiar la cultura organizativa. Todos ellos aspectos que exceden las competencias tecnológicas.

Generar confianza. En muchas ocasiones no es fácil creer y confiar en lo que se puede hacer con los datos: la experiencia no lo avala o la intuición no lo percibe a pesar de que las correlaciones de datos lo demuestren. Generar la confianza necesaria puede ser un proceso lento por lo que es imprescindible que los equipos que lideren las iniciativas conozcan el negocio y tengan la capacidad de interactuar con las personas clave para entender los desafíos a los que se enfrentan, los datos disponibles y qué otros datos podrían ser de utilidad. De igual modo, deben tener la destreza para argumentar los resultados obtenidos y la capacidad para ser flexibles y modificar sus planteamientos cuando no se producen los resultados esperados.

Big data destinos turísticos Invattur

Limitar los datos necesarios. Al inicio de algunos proyectos, cuando no están muy definidas las necesidades, existe una tendencia a recopilar datos por si pudieran ser de utilidad en el futuro. Las estrategias de adquisición de datos deben establecerse para aquellos que realmente tengan un valor intrínseco para el negocio. Los costes de almacenamiento no son caros pero recabar datos, filtrarlos, analizarlos y conservarlos requieren recursos, dinero y tiempo.

Establecer políticas de seguridad. La seguridad de los datos, y especialmente la privacidad de los mismos, constituyen aspectos primordiales en la gestión de la información, de ahí que en este estudio se le dedique un capítulo específico. Desde el inicio se debe contar con políticas que impulsen la detección de fraudes, limiten las fugas de información, alerten ante incidencias y controlen el uso de los datos en base a la clasificación y valor de los mismos. Asimismo, hay que tener en cuenta las limitaciones impuestas por la legislación en la recogida y tratamiento de datos de carácter personal, aspecto que se puede volver especialmente complejo cuando se opera en diferentes países con legislaciones distintas.

If you thought this page is useful to your friend, use this form to send.
Friend Email
Enter your message
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Partners tecnológicos

  •  

     
  •  

     
  •  

     
  •  

     
  •  

     
  •  

     
  •  

     

Partners turísticos

 

+34 902 500 948

info@travelopenapps.org

Siguenos en:

 

Últimos tweets

 

binarie opzioni

 

 

 

2015 Copyright Agència Valenciana del Turisme

Todos los derechos reservadoss

Mapa web | Aviso Legal